SITIO EN CONSTRUCCIÓN.

El héroe romántico y del siglo XIX


Open publication - Free publishing - More siglo xix     
  •  Se trata sin duda de uno de los  períodos más fructíferos en cuanto a la creación de héroes, heroínas, antihéroes y superhéroes literarios, pero la dimensión humana del héroe, sus fisuras de conducta y la pérdida de ejemplaridad moral  nos alejan del héroe anterior, aunque todavía queda alguno que se puede definir como el héroe tradicional, tal es el caso del héroe marcado por el destino,  don Álvaro  y su origen misterioso, o la admiración que  es capaz de suscitar.

    • Pero no son este tipo de héroes los que predominan, al contrario nos encontramos con que la rebeldía, el ansia de libertad y el deseo de trasgresión se apoderan del héroe romántico, así nos encontramos con “donjuanes” libertinos, seductores, satánicos “Aquí está don Juan Tenorio para quien quiera algo de él”; personajes duales como El doctor Jekyll y Mr. Hyde; deformes y marginales como El jorobado de Nôtre Dame, el pirata, el corsario, el reo de muerte, la prostituta…; monstruosos como Drácula o  Frankestein  capaces de “ atravesar el mar helado  y habitar en cuevas y guaridas donde ningún hombre se aventuraría a entrar” ( Frankestein, capítulo 23). La lucha y la defensa del honor, la ética, la amistad y la lealtad son las verdaderas armas de Les trois Mousquetaires (Los tres Mosqueteros)
      
    •  Avanza el siglo y con él aparecen más un estilo de “superhombres” de corte más intelectual, como el sagacísimo Sherlock Holmes, que siempre acierta los más complejos enigmas, superando a todo Scotland Yard en pleno. Se estudia igualmente la figura del romántico por excelencia encarnada por Lord Byron. Lord Byron es sofisticado, misterioso, seductor e inteligente. 

    1 comentario: